NEGRO PRIMERO RADIO WEB

Tu radio en Internet Netyco Argentina

24 julio, 2016

Mi opinión sobre la entrevista de Juan Barreto a Unión Radio

Por: Juan Martorano | Lunes, 27/06/2016 11:13 AM

Realmente para escribir este artículo, tuve que tomarme varios días, escuchar varias veces la última entrevista dada por el fundador y líder de Redes, el periodista Juan Barreto, esto con la intención de mantener un debate franco, abierto, sincero, en medio de una coyuntura particularmente compleja y muy difícil.

Creo que a cualquiera que le hubiese tocado calzarse las botas del Gigante Chávez, le hubiesen quedado grandes. Sustituir la figura histórica, carismática y gigante del Comandante Inmortal, no es tarea nada sencilla, y esto debe ser considerado a la hora de cualquier análisis.

Por otro lado, y más cuando a lo interno del proceso revolucionario, más que contradicciones, lo que hay es una serie de contendores internos, con una agenda y proyecto propio, porque al parecer, luego del fallecimiento de Hugo Chávez, algunos creen que la Revolución y el chavismo se acabó, y esto no es cierto.

Señala Barreto que en el marco del diálogo que ha planteado Nicolás Maduro, ha habido un tono ácido tanto del Primer Mandatario Nacional como del señor Ramos Allup. ¿Y que quería Barreto? Es lógico que en estos primeros intentos sean así, producto de las profundas diferencias en las formas de ver el mundo y de la ideología que ambos se profesan. Son parte de las contradicciones que se deben dar.

Pero luego, señala que Maduro "baja el tono por los diálogos en República Dominicana". Como que si dialogar con los adversarios políticos fuera sinónimo de pacto y entrega, y esto no es así necesariamente.

¿O es que vamos a negar el hecho histórico de que nuestro Libertador Simón Bolívar dialogo nada más y nada menos que con el jefe realista Pablo Morillo? ¿No dialogo el jefe del Estado Mayor de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, alias "Timochenko" con el ultraderechista Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, al punto de firmar un cese al fuego? ¿No han dialogado Obama y Raúl Castro?

Y más aún: ¿No realizo Hugo Chávez innumerables llamados al dialogo a sus adversarios políticos? ¿Cuál es la diferencia de los llamados de Chávez respecto a los llamados que ha hecho el Presidente Maduro? Por algunas dudas que tengo.

Señala el tocayo Barreto que es importante conocer la agenda del diálogo. Y creo que esto refleja cierta ignorancia, puesto que en estos primeros acercamientos en los que las partes no se han puesto de acuerdo en ciertos elementos en estos encuentros, cuando se hacen públicas ciertas cosas, lejos de ayudar, contribuyen a crear distorsiones y ruidos que en nada ayudan a un incipiente proceso que recién inicia.

Habla Barreto de que se deben conocer los objetivos pragmáticos. Y le repito lo del párrafo anterior, pero si no se ha avanzado en las discusiones producto de que el juego esta "trancado" ¿Cómo se van a hacer públicos los objetivos pragmáticos si no se avanzado en estos encuentros?

Además, Barreto se contradice, porque ¿Cómo hablar de acuerdos previos si no se han acordado en elementos fundamentales? ¿Cómo hablar de agenda, si no se han dado los encuentros?

Y lo que si no me cuadra es que Barreto señale a Maduro de que esté negociando con los "sectores social demócratas" y de que haya una "alianza de los socialdemócratas para resolver los problemas, porque Maduro es socialdemócrata". La cuestión fundamental no es tildar al Presidente Maduro de social demócrata, sino de sembrar dudas sobre él, y de señalar que el este "pactando" y concertándose con esos sectores a espaldas del pueblo. Creo que acá se comete una injusticia, además de no ser cierto.

Yo te preguntaría tocayo: ¿Si tú estuvieras en el lugar del Presidente Maduro? ¿Qué hubieses hecho tú? ¿Cuál es la propuesta para sortear el difícil temporal que hoy llevamos? Bienvenida la crítica y la denuncia de lo mal hecho. Y abajo la alcahuetería, pero también debemos presentar y ser parte de la solución.

Y sería interesante que señalases en que te basas para hablar de "pre acuerdos". Y de que se está planteando una salida negociada, pero lo planteas a nivel de "pacto" y de "concertar un acuerdo". Creo que hay que ser muy prudente con lo que se dice, sobre todo cuando uno es formador de la opinión pública.

Una cosa es que la derecha plantee entre sus condiciones para dialogar que "Nicolás Maduro renuncie a la Presidencia de la República"; que se convoquen "elecciones anticipadas en el primer semestre de 2017"; "que si la Revolución accede a entregarse, se preservarán sus cuadros en la FANB y en los cuerpos de seguridad y no será perseguido ni asesinado", y que "ellos se comprometen a soltar los productos regulados que tienen acaparados o que sacan del país por las trochas", y otra que eso haya sido aceptado por el Gobierno Bolivariano que hoy lidera Maduro. Estas condiciones son inaceptables para los revolucionarios y revolucionarias.

Además, cuando señalas que Nicolás se le ha planteado la renuncia para no medirse, porque si lo hace no solo sería derrotado electoralmente, sino que arrastraría y acabaría con el chavismo. Camarada, si el chavismo solo dependiera de las elecciones, las cuales hoy en día todavía se dan en el marco de la legalidad burguesa, y por las derrotas electorales que podamos sufrir, se "acabaría el chavismo", entonces si es verdad que estaríamos bien jodidos.

Claro, tampoco es la idea perder las elecciones, ya que es importante, como lo señala el Plan de la Patria en su primer objetivo histórico: Debemos mantener, preservar, expandir y conservar la independencia y la soberanía nacional. Pero entendiendo que el chavismo es mucho más que una mera maquinaria para ganar elecciones. Debemos ser mucho más que eso.

Los revolucionarios y revolucionarias vamos a un dialogo, pero bajo tres premisas fundamentales: 1.- Respeto a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; 2. No injerencia de potencias extranjeras en los asuntos internos de nuestro país y 3.- No violencia. Creo que son premisas más que justas para poder darle viabilidad a ese dialogo que se ha planteado.

Creo que Nicolás Maduro preferirá mil veces inmolarse que entregar el proceso revolucionario y el legado que le dejó Hugo Chávez. A él se le podrá criticar muchísimas cosas, pero de que sea un traidor, particularmente no lo creo.

Si convengo contigo en que debemos des dogmatizarnos y des sectarizarnos dentro de nuestro proceso revolucionario, y que debemos escuchar más; de que debemos visibilizar nuevos actores; de que hay que tener una estrategia con la clase media, que no se siente reflejada en las últimas ejecutorias del Gobierno Bolivariano, pero de ahí a que con nuestras opiniones contribuyamos a sembrar dudas y confusiones en la militancia revolucionaria en contra de Nicolás, no me parece que sea buena idea, y más en estos momentos cuando se dan incipientes signos de estabilización económica para luego dar el despegue.

Sin duda estamos en una olla de presión. ¿Quién puede negarlo? Y es por eso que estamos obligados a ser más que prudentes, ponderados. Muchos compatriotas que nos escuchan y leen, a veces producto de nuestras opiniones no bien formuladas, contribuimos a confundirlos que a aclararles las dudas y que estén claros de esta coyuntura.

Yo no creo que los caminos estén cerrados. El camino está en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Si creo tocayo, y en eso no estoy de acuerdo contigo cuando señalas que "el CNE debe facilitar las cosas para el revocatorio". En primer lugar, en algunas intervenciones, algunos hemos reivindicado la figura del referendo revocatorio como un logro de la Revolución Bolivariana, y de evaluar a todos aquellos y aquellas que ejercen cargos de elección popular su gestión, y que si lo han hecho mal, sea el pueblo el que los saque. Aquí nadie puede poner en duda esto.

Pero eso es una cosa y que haya ese ejercicio de un derecho político, y otra que a nombre de ese derecho político se cometan toda clase de delitos, de fraudes a la Constitución, de trampas. Chávez cuando acepto ir a un revocatorio en el año 2004, lo hizo porque pensó que haciéndolo colocaba a la derecha dentro del camino constitucional, además que las circunstancias económicas y políticas eran diametralmente distintas a las actuales. Y el proceso se rigió con normativas totalmente distintas a las actuales.

Además, en este país se han convocado 11 procesos de revocatorio a gobernadores y alcaldes desde el año 2007 y hasta la fecha, y no ha habido escándalos ni problemas. Y acá no me parece que le hagamos el juego a la derecha con ese tipo de declaraciones que tú diste cuando señalas que "el CNE debe facilitar las cosas para el referendo revocatorio".

Porque así como la derecha está en su legítimo derecho a activar la figura del artículo 72 de nuestra Constitución; el Presidente Nicolás Maduro y los que lo elegimos como Primer Mandatario Nacional estamos en el derecho de verificar que la posible activación de dicha figura se dé de manera transparente, prístina, clara, sin trampas ni fraudes. Ese derecho no puede ser conculcado, para poder garantizar la paz en nuestro país.

Son algunas apreciaciones que me quería permitir hacerte, en el marco de este debate fraterno, irreverente, pero respetuoso, que debe darse entre revolucionarios y revolucionarias.

¡Bolívar y Chávez Viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!
Publicar un comentario