RADIO NEGRO PRIMERO EN VIVO

06 junio, 2016

LA CARTA DE ALMAGRO

Intento fallido de ofender a Venezuela

Elías Jaua Milano
Tuve que leerme el documento del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), en el que sustenta su convocatoria írrita a un Consejo Permanente de esa organización, para discutir la activación de la Carta Democrática Interamericana.  Dicha acción es improcedente dado que él no tiene competencia para hacerlo, en tanto que en Venezuela no se cumple el supuesto de una ruptura del orden democrático o alteración del orden constitucional, como eufemísticamente llaman al Golpe de Estado en esa referida Carta.
1965 República Dominicana "Intervención Unilateral de EEUU aprobada por la OEA"
1965 República Dominicana “Intervención Unilateral de EEUU aprobada por la OEA”
Necesario es contextualizar,  como introducción,  que la entrada en vigencia de la llamada Carta Democrática corresponde a un tiempo histórico en el cual Estados Unidos proclamaba, con el fin de la Guerra Fría, el fin de la Historia y el triunfo del modelo capitalista, por lo tanto ya no eran necesarias las dictaduras oligárquicas y comenzó a ser  más funcional, para la implantación del modelo neoliberal en la región, el sistema de democracia representativa al cual había que proteger contra la rebelión de los pueblos.
Pero volviendo al tema que nos atañe hoy,  el documento presentado por la inefable figura de Luis Almagro, queremos puntualizar las contradicciones y debilidades de carácter ético, político y jurídico del mismo:
1. El secretario Almagro exige que se respete la democracia representativa a la vez que nos ordena que realicemos un referéndum revocatorio este mismo año, el cual es un instrumento establecido en el modelo de democracia participativa y protagónica contenido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, elaborada en el marco de un proceso constituyente y aprobado en referéndum popular en 1999.
En la llamada democracia representativa que defiende Almagro,  se sostiene la tesis que el pueblo transfiere su soberanía, mediante el voto, al gobernante por un periodo determinado e irreversible, por lo tanto no tiene el derecho a revocar. Mientras que nuestro modelo de democracia participativa y protagónica, se sustenta en la filosofía de que la soberanía es intransferible y el pueblo la ejerce directamente a través de la participación permanente en la vida pública  y la delega parcialmente en los gobernantes, a través del voto, pero conserva la posibilidad de recuperar esa delegación, teniendo como opción para ello el referéndum revocatorio.
2. El secretario Almagro decreta una crisis humanitaria en nuestro país, usando mentiras, exageraciones y medias verdades acerca de una compleja  realidad  económica, de seguridad ciudadana y de un conflicto de poderes, tomando como fuentes mensajes en redes sociales, encuestas de opinión y  artículos de prensa, todos sin ninguna veracidad científica, una grave falta de ética que recuerda el falso positivo de la existencia de armas de destrucción masiva para justificar la invasión en Irak en 2002. Por lo demás, no existe en ninguna parte del articulado de la Carta Democrática Interamericana el supuesto de una crisis humanitaria como causal de activación de la misma.
3. El secretario Almagro invoca la Carta bajo el pretexto de que hay una alteración del orden constitucional, que no logra demostrar, pero a la vez pide impunidad para los sectores de la oligarquía y sus partidos quienes sí rompieron el orden constitucional en abril de 2002, por acá el pueblo lo llama Golpe de Estado, y han seguido en el intento en 2004, 2007, 2013, 2014, hasta la actualidad.
4. El secretario Almagro clama por el respeto a los poderes públicos en Venezuela, pero él personalmente irrespeta al jefe del Estado, Nicolás Maduro, y alienta a una Asamblea Nacional de mayoría opositora, en su objetivo de usurpar al resto de los poderes y derrocar a un Presidente electo democráticamente.
Estas contradicciones e inconsistencias del Secretario de la OEA, evidencian el carácter injerencista de su accionar, lo cual lo deslegitima para opinar sobre Venezuela, como quedó demostrado en las Sesión del Consejo Permanente de la referida organización, del pasado miércoles, donde su propuesta no fue acompañada por ningún país y por el contrario se reafirmó el derecho a la autodeterminación del pueblo venezolano y al diálogo entre los venezolanos y venezolanas, como el mecanismo para avanzar en la superación de los problemas y en el procesamiento democrático de nuestros antagonismos.
Necesario es recordar, con pena ajena, que el día anterior a la referida sesión la mayoría opositora en la Asamblea Nacional aprobó un vergonzoso acuerdo de respaldo a la iniciativa fallida de Almagro.
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela
Nos toca a nosotros y nosotras, los que amamos profundamente a Venezuela llenarnos del espíritu de aquel 24 de junio de 1821, cuando en el Campo de Carabobo nos ganamos nuestra Independencia Nacional y con ella el derecho a la autodeterminación. Hoy le decimos, con Cesar Rengifo, a nuestra juventud “Tuya será la Patria muchacha, si guardas en tu pecho la luz de Carabobo y el rayo de Bolívar…”.

ADN de la Noticia con María Alejandra Dìaz 2-6-16 Al Son del 23


Programa conducido por Chalo Azuaje y Luis Salazar con la participacion de Maria Alejandra Diaz reflexionando sobre la victoria venezolana en la OEA y la comunicacion que necesitamos en nuestro país

Vecinos de El Salado Reciben Taller de Conservación de Alimentos al Vacío

Por: Amarú Colmenares
UPF “La Granjita del Nono”.
Ejido-Mérida 05 de junio de 2016

Continuando con el proceso de formación, intercambio de experiencias y diálogos de saberes impulsados por la Unidad Productiva Familiar “La Granjita del Nono”, el pasado sábado 04 de junio del presente año, habitantes de la comunidad El Salado e integrantes del Colectivo “La Moringa” realizaron un taller teórico-práctico de conservación de alimentos con la técnica de envasado al vacío y la elaboración de encurtidos. La actividad fue guiada por la compañera Mary, habitante de El Salado Alto, quien es vegetariana y practica la agricultura familiar con enfoque agroecológico. Durante las tres horas que duró el taller Mary, disertó con las 14 personas asistentes temas relacionados a: 1.- distintos métodos antiguos de conservación de alimentos (ahumado, salado, deshidratación, congelación, refrigerado, salmuera, vinagreta, entre otros tantos), 2.- importancia de conservar los alimentos sobre todos en los actuales momentos que vivemos los venezolanos producto de la guerra económica, 3.- técnicas para la esterilización de frascos, 4.- técnica para el blanqueo de los alimentos, 5.- técnicas para el envasado al vacío, 6.- normas sanitarias e higiénicas para la manipulación de alimentos. La actividad se realizó en un ambiente familiar, de total armonía entre los participantes, donde se intercambiaron experiencias en cuanto a los procesos aplicados por cada uno en sus hogares para conservar y preservar alimentos, a la vez que se intercambiaron recetas sanas. En la práctica se elaboraron encurtidos, salsas de tomates, pepinillos, mermelada de mango, se blanquearon alimentos, se demostró el método y la técnicas de esterilización de utensilios y frascos, la técnicas de envasado al vacío, la actividad terminó con una degustación de los alimentos elaborados en el momento, todos los asistentes coincidieron que quedaron muy ricos.  El acuerdo y compromiso fue continuar con estos procesos de intercambios formativos para el día sábado 18 de junio con miras a realizar la primera feria de intercambio solidario con los productos y alimentos de generan cada uno de los vecinos de la comunidad.

10mo Ciclo de Cine de la Diversidad

Tod@s sensibilizad@s con la Comunidad LGBTI de Venezuela  (Lesbianas Gays Bisexuales Travestis, Transgeneros, Transexuales e Intersexuales )
, a continuación descarga el KIT DE PRENSA del Ciclo Nacional de Cine de la Diversidad , este año 2016 desde el 10 de junio hasta el 2 de julio 2016 
con mas  de 155 PROYECCIONES en 12 Ciudades BARQUISIMETO, CALABOZO, CARACAS, CARUPANO, GUANARE, 
MACUTO, SAN CRISTOBAL, SAN FERNANDO APURE, VALENCIA, MARACAIBO, PAMPATAR, SAN CARLOS 
y además por 21 ESTADOS por señal de televisión.... 

LINK LARGO


LINK CORTO 


Agradecemos su difusión en su medio , quedamos a sus enteras ordenes para toda información adicional, repòrtajes y reseñas ampliadas sobre nuestro 10mo aniversario  . 

Ricardo Hung 
Productor General 
10mo Ciclo de Cine de la Diversidad
Director Alianza Lambda de Venezuela 
0426-806-14-95 
@ricardolambda 

FACEBOOK: cinediversidad 

TRAILER:http://ow.ly/mEEp300JyHv 

EMAIL: ciclodiversidad@gmail.com 
rganymedes@gmail.com

18.665 millones de dólares es la deuda que posee Fedecámaras con bancos extranjeros

William Serafino
Ha sido una práctica constante (tan vieja como el contrabando durante la época colonial) que las burguesías parasitarias que plagan el continente le carguen al Estado y su población las monumentales facturas y recibos de sus mafiosos negocios en el extranjero.
Marzo 7 de 2016, 1:03 am
Hay dos formas de conquistar y esclavizar a una nación: una es con la espada, la otra con la deuda.
John Adams, 2º Presidente de EEUU

Breve reseña general

Es así como la deuda privada contraída por la mafiosa casta de empresarios locales (sea venezolana, argentina, brasileña o generalmente latinoamericana) con bancos internacionales y grandes consorcios transnacionales, se transformó desde mediados del siglo XX en el mecanismo predilecto por lo sofisticado para el saqueo extensivo de los países de la región.
La piratería, el contrabando y la excesiva concentración de la tierra de siglos anteriores habían evolucionado definitivamente hacia formatos de robo mucho más estilizados. Serían las finanzas y los accesorios del mundo corporativo occidental (acciones, bonos, mercados bursátiles, tratados de libre comercio, etc.) quienes pondrían la alfombra roja para que este proceso de estafa masiva arropara todos los rincones del planeta.
El capitalismo global sufrió su última gran mutación durante esos años y la región no escapó de esa onda expansiva.
Incluso la llamada "globalización de Latinoamérica" tiene en la generación de endeudamiento privado internacional su explicación más contundente: la definitiva entrada de la región en el mercado financiero y económico internacional fue cobrada con anticipo y con altísimos intereses por los grandes poderes económicos. La "inversión" de la burguesía parasitaria y de los bancos internacionales estaba asegurada, puesto que si la situación se les iban de las manos por la razón que fuera ahí estaría el Estado, la renta generada por sus recursos estratégicos, sus empresas y la fuerza de trabajo de la población para pagar la factura con propina incluida.
En la siguiente tabla (tomada del estudio de Eric Toussaint: América Latina y el Caribe: salir del impase de la deuda y el ajuste) se puede constatar que el endeudamiento externo llegó a 789 mil millones de dólares para el año 2001 en Latinoamérica, un 2,324% más que en el año 1970. Resalta el caso de Venezuela en 1980, que por obra y gracia de los negocios en el extranjero de la burguesía criolla, ya ostentaba una deuda externa (en su mayoría deuda privada reconocida como pública) de 29 mil millones de dólares, muy superior al nivel de las reservas internacionales que no llegaban para aquel entonces a los 11 mil millones de dólares. Los crecientes intereses que cobraban los bancos internacionales permitieron que el nivel de la deuda privada reconocida por los Estados latinoamericanos aumentara desproporcionadamente, lo cual se tradujo en una enorme transferencia de recursos hacia el extranjero que sólo benefició a los factores nacionales e internacionales de esa deuda.

La deuda privada: una forma más de parasitismo

Cuando se da la crisis de la deuda latinoamericana en la década de los 80, fueron los bancos centrales de los países y no las cuentas en el extranjero del empresario local quienes pagaron los costos de esa deuda contraída por ellos. El Estado venezolano dirigido por la burguesía criolla en alianza con el capital transnacional, en medio de esa coyuntura, se afilió en lo inmediato al plan del FMI y el Banco Mundial (el Plan Brady) para hacer supuestamente más potable el pago de esa deuda, lo que permitió desplegar aceleradamente bajo ese chantaje aceptado entre brindis y sonrisas por Fedecámaras el extendido ciclo de privatizaciones y el desmantelamiento del Estado que planteaba el Consenso de Washington en la década de los 80 y 90. Maniobra geopolítica que se tradujo en el detonante de la rebelión popular de 1989.
Jaime Lusinchi en 1985 socorrió a los empresarios venezolanos sacando de las reservas internacionales 5 mil millones de dólares para pagar un anticipo a los bancos internacionales por esta deuda privada. Sacó otros 4 mil millones de dólares para promover la "inversión extranjera" y así promover la creación de más deuda privada. Y otros 50 mil millones de bolívares para que la burguesía parasitaria y las corporaciones transnacionales pudieran acumular mayor capital en medio de un proceso inflacionario ocasionado por su propia dinámica de endeudamiento externo.
De aquí en adelante, tanto en Venezuela como en todos los países de Latinoamérica, se planteó como algo natural que los Estados debían pagar con fondos públicos la deuda generada por la clase empresarial con bancos internacionales o corporaciones transnacionales. Jaime Lusinchi fue maestro y mentor en la legitimación política de este principio.

La deuda de la burguesía parasitaria en cifras

Según cifras actualizadas del Banco Central de Venezuela, la deuda externa privada contraída por decisión y responsabilidad exclusiva del empresariado venezolano en el extranjero se ubica hoy en 18 mil 665 millones de dólares, de los cuales 13 mil 113 millones de dólares son por créditos comerciales emitidos por bancos internacionales, cifra oficial que desmiente lo que Lorenzo Mendoza y el presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, dicen sobre la relación de esa deuda (que nadie les ordenó en adquirir) con los fantasmagóricos y opacos "proveedores internacionales".
Pero como desde Jaime Lusinchi, Fedecámaras piensa que el Estado está obligado a pagar su mafiosa acumulación de capital vía créditos comerciales recibidos desde el extranjero, su deuda ha aumentado en casi 5 mil millones de dólares en los últimos años, al pasar de 13 mil 702 millones de dólares a los 18 mil 665 millones de dólares comentados con anterioridad.
Ya en el año 1999, apenas el Comandante Chávez estaba tomando el poder del Estado, Fedecámaras había llevado su deuda externa a 11 mil 553 dólares, mil millones de dólares más que en 1997 cuando se ubicada en 10 mil 205 millones de dólares.
La evidente necesidad de apoderarse del Banco Central de Venezuela y de las empresas públicas del Estado venezolano para pagarse y darse el vuelto con sus prestamistas sin arriesgar su capital depositado en el extranjero, que según la profesora Pascualina Curcio se ubican en más de 30 mil millones de dólares, queda demostrada en el artículo 10 de la Ley de Producción Nacional presentada por la MUD, donde se obliga prácticamente al Estado venezolano (vía Cencoex) a liquidar las divisas que pida Fedecámaras para el pago parcial de su deuda bajo un "Plan de Refinanciamiento de las deudas contraídas con proveedores internacionales".
No sólo no invierten en el país, también le exigen al Estado venezolano que le pague su deuda contraída con bancos extranjeros. Y estos son los "empresarios honestos", "transparentes", "eficientes" y supuestamente comprometidos con el país que los medios nacionales promueven como la única salida a "la crisis", no por casualidad son los mismos que han caotizado sistemáticamente la economía del país. Sigan creyendo que se volverán creyones.

¿POR QUÉ CAEN LOS GOBIERNOS DE IZQUIERDA EN LATINOAMÉRICA?

¿Por qué caen los gobiernos de izquierda en Latinoamérica?
Marcelo Colussi


"Nuestro enemigo principal no es el imperialismo, ni la burguesía ni
la burocracia. Nuestro enemigo principal es el miedo, y lo llevamos
adentro”.

Domitila Barrios, Bolivia

Introducción

Desde hace largos años, pero acrecentado a partir del 2015, asistimos
a un proceso de reversión (roll back) de los gobiernos de
centro-izquierda que venían desarrollándose en Latinoamérica. La
simultaneidad de esas caídas así como el elemento básico que los pone
en jaque a todos por igual –wla corrupción– permite deducir que allí se
juega una agenda determinada. Esta confluencia de elementos
especialmente similares no es tan casual. No deja de llamar
poderosamente la atención una serie de procesos más o menos similares,
lo que autoriza a sacar algunas conclusiones. Por lo pronto, el que el
fenómeno se nombre en inglés –"roll back”, pues así figura en manuales
de política internacional de la academia estadounidense al igual que
en muchos de sus tanques de pensamiento– deja entrever que allí se
juegan políticas que no responden, como mínimo, a hispanohablantes.
"El único país que realmente tiene un proyecto unificador coherente
para todo el continente es Estados Unidos [que habla en inglés].
Aunque, claro está, no es el proyecto más conveniente para los pueblos
latinoamericanos precisamente” expresó sarcástico, y con precisión, el
Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel.

¿Por qué caen o son puestos contra las sogas todos estos gobiernos?
Como mínimo habría que apuntar dos grandes causas: 1) el capitalismo
global, capitaneado por Estados Unidos, no tolera ningún experimento
político-social que se pueda ir de sus manos; y 2) son procesos
políticos muy débiles, populistas, con poco arraigo popular real más
allá del "amor” amarrado al clientelismo en juego o a un líder
carismático.

El capitalismo global, capitaneado por Estados Unidos, no tolera
ningún experimento político-social que se pueda ir de sus manos

En estos momentos de la historia, caído el muro de Berlín y revertida
dos de las más grandes experiencias socialistas del siglo pasado (la
Revolución bolchevique en Rusia y la Revolución china), el capital
entona su himno de gloria. El capitalismo salvaje imperante hoy día,
que hizo retroceder importantes conquistas sociales históricas para el
amplio campo de los trabajadores, se presenta triunfante, sin
oponentes a la vista. El fin de la Guerra Fría –ganada por el campo
capitalista– y la derechización más absoluta de la vida cotidiana,
puso a los trabajadores del mundo en situación de enorme desventaja.

Elementos impensables algunas décadas atrás –que hacen sentirse más en
situaciones pre-capitalistas, con trabajo semi-esclavo en algunos
casos, que en un mundo marcado por las tecnologías de avanzada– son
cotidianos, se han normalizado, no se toman como severas afrentas. Los
grados de explotación han subido en forma alarmante, y las
posibilidades reales de respuesta ante tantos atropellos parecen ser
pocas. Si bien puede haber reacciones ante tal estado de cosas, más
viscerales que con proyectos articulados de mediano y largo plazo, no
hay propuestas organizadas de cambio. Este desconcierto, esta
desmovilización político-ideológica que sufre el campo popular, no es
casual ni fortuito. Hay planes para que así suceda. "Nuestra
ignorancia fue planificada por una gran sabiduría” (Scalabrini Ortiz),
podría resumir perfectamente la actual fragmentación reinante.

El deporte profesional elevado a la categoría de "nuevo dios” (sabemos
qué comió hoy Messi, o el color de calcetines que lleva, y
desconocemos el plan de gobierno de, por ejemplo, nuestro Ministro de
Salud), los cultos evangélicos que recorren Latinoamérica de extremo a
extremo (parafernalia bien orquestada que solo sirve para embrutecer a
las poblaciones creando fanatismos irreductibles), o el proceso de
cooptación de los cuadros de izquierda (los que quedan vivos, claro)
por la cooperación internacional con su discurso "políticamente
correcto” pero donde desaparecen los articuladores básicos de las
reivindicaciones (como, por ejemplo, las luchas de clases), todo ese
paquete, debidamente amalgamado, da como resultado una sociedad dócil,
manejada, conducida con relativa facilidad.

Esto es lo que está sucediendo en nuestros países desde hace algunas
décadas, montándose en los miedos aterrorizantes que dejaron las
feroces dictaduras militares y sus miles de muertos, torturados y
desaparecidos: la desmovilización, el freno a las protestas populares
y la búsqueda de sobrevivencia individual como bien supremo son la
tónica dominante. Pero eso no significa que las injusticias
terminaron, ni remotamente. Ahí están, como casusas profundas de los
pesares de todo el continente (considerado como la región más desigual
del planeta, con la mayor diferencia entre quienes tienen todo y los
desposeídos). Las injusticias no terminaron, aunque se maquillen y se
traten de disfrazar con las ideas de "desarrollo” que nos invaden,
algunas tecnologías de punta que se nos obligan a consumir (la
telefonía móvil, por ejemplo, para convertirnos en "ciudadanos
globalizados”) o la posibilidad de la represión una vez más, que en
realidad nunca terminó, sino que hoy adopta nuevas formas (auge
desmedido de la delincuencia ciudadana, por ejemplo, que puede
funcionar como coartada perfecta para seguir aterrorizando y, llegado
el caso, "sacarse de encima” a cualquier "obstáculo molesto” para el
sistema).

En ese marco de contención de toda protesta popular, el hecho que
aparezcan gobiernos no completamente alineados con la lógica del
capital dominante, gobiernos que "osen” levantar (un poco) la voz
contra el amo imperial, ya es un peligro en este cuadro de situación.
Ninguno de los gobiernos que recorrieron Latinoamérica en estas
últimas décadas con talantes más o menos "progresistas” (palabra
confusa que da para todo, aunque nunca se especifique qué es), se
propusieron cambios estructurales profundos. No se lo propusieron
porque las condiciones no dan para ello, como sí pudo haber ocurrido,
por ejemplo, en la década de los 60 del pasado siglo, en plena Guerra
Fría y con la posibilidad de un reaseguro en la Unión Soviética.

Hoy el escenario es muy otro. Los gobiernos de centro-izquierda que se
vienen dando en Latinoamérica (Bachelet en Chile, Mujica en Uruguay,
el PT en Brasil, los Kirchner en Argentina, Lugo en Paraguay, Correa
en Ecuador, Evo Morales en Bolivia, Chávez o Maduro en Venezuela), si
bien no se plantearon en ningún momento medidas radicales
(expropiaciones, poder popular con milicias armadas, un Estado
realmente socialista con proyectos de transformación a largo plazo,
etc.), son una molestia para el proyecto neoliberal en curso.

Estados Unidos, capitaneando esa globalización, impide por todos los
medios cualquier iniciativa que pueda cuestionar su hegemonía. Ello,
por la sencilla razón de ser potencia dominante que pretende continuar
su supremacía durante el presente ello, por lo que necesita de
Latinoamérica como un territorio vital (fuente de materias primas
indispensables, de petróleo, de agua dulce, de mano de obra barata
para llevar allí mucha industria de ensamblaje, como mercado para sus
productos, entre otros beneficios). Las oligarquías vernáculas,
articuladas a ese proyecto capitalista, hacen las veces de aliados
tácticos en esa dominación; de ahí que todas reaccionan por igual ante
estos gobiernos "molestos”, con perfil populista.

La actual sucesión de caídas de gobiernos con propuestas reformistas
(en Argentina ya "se fue” la "guerrillera montonera” Cristina
Fernández viuda de Kirchner, en Brasil no sería nada improbable que
pronto termine defenestrada y enjuiciada Dilma Roussef, en Ecuador la
posibilidad de golpe palaciego contra Correa es siempre inminente, en
Venezuela la Revolución Bolivariana pende de un delgado hilo) muestra
una regularidad sorprendente. En todos los casos el "caballito de
batalla” de la derecha (nacional o internacional) es la lucha contra
la corrupción.

Curioso: un continente marcado por la más absoluta corrupción desde la
época de la colonia (española o portuguesa) hasta nuestros días, donde
siempre la política ha sido campo de acción de las más deshonestas e
indecorosas conductas, levanta ahora esta pretendida cruzada contra lo
que se dibuja como una nueva plaga bíblica, el peor de todos los
males: la corrupción. El proyecto en ciernes parece bien concebido.
Guatemala –como tantas veces en la historia: diversas pruebas
biomédicas, desaparición forzada de personas, ahora este nuevo
experimento social– es un laboratorio de Estados Unidos para ensayar
nuevas técnicas, aplicables luego en otros contextos. La detención de
ex presidente y ex vice-presidenta de ese país por actos de corrupción
durante el año 2015 con la consiguiente "revolución
democrático-ciudadana” que enmarcó los hechos, fue una prueba de fuego
para esta nueva táctica. Ahora pareciera que esa monumental lucha
contra el flagelo de la corrupción entra en escena con una fuerza
descomunal. Ahí tenemos los Panama papers como una demostración de ese
nuevo "espíritu de transparencia” que ahora pareciera derramarse sobre
el continente, con Washington liderando esa "lucha titánica”, ayudando
a nuestras "atribuladas” sociedades a salir de ese cáncer putrefacto.
(Valga aclarar que en este "descubrimiento” no hay ninguna empresa
estadounidense, maniobra que se podría interpretar como una jugada
para intentar capturar los cuantiosos fondos depositados actualmente
en paraísos fiscales tendiendo a trasladarlos a la potencia del Norte,
¡que también tiene bancas offshore!!).

Con ese caballito de batalla de la corrupción, los gobiernos
"díscolos” de la región comienzan a ser bombardeados, perseguidos,
hasta que la política de acorrrealamiento da sus resultados. ¿Alguien se
podrá creer todo este montaje? No importa si el hecho en sí mismo es
real o no. En la guerra (y esto es una guerra, absolutamente, sin
miramientos: ¿quién dijo quelat terminaron las luchas de clases?) la
primera víctima es la verdad. La corrupción es, al menos hoy día, algo
absolutamente "normal” en las prácticas humanas, tanto entre los
"fallidos” Estados del Sur como en los ¿bien organizados y
respetuosos? países del Norte. Lo cierto es que, tocando fibras
profundas de nuestra ética moralista y apelando a una nunca declarada
morbosidad –que aunque no se declare, la tenemos–, azuzar estos
fantasmas da resultados. Lo dio en Guatemala, lo que le costó el
puesto a Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti; y a partir de esa
exitosa prueba, puede verse que da resultados también en los países
"molestos” para la lógica capitalista. ¿Cómo entender si no que la
población boliviana, por ejemplo, beneficiada largamente en estos
últimos años con el gobierno del MAS dirigido por Evo Morales con un
claro talante popular, vote en contra de su reelección por una simple
cuestión de su vida personal que a nadie le debería interesar? El
trabajo de desprestigio, sin dudas, está muy bien hecho.

El capitalismo como sistema, y su principal exponente: Estados Unidos,
no descansan un segundo en su lucha frontal contra cualquier elemento
que pudiera cuestionarles. De ahí que, variando estilos –ya no se
necesitan golpes militares sangrientos– sigue manejando los destinos
de los países con mano de acero, impidiendo a toda costa la
organización del pobrerío y las propuestas de cambio. La Revolución
Bolivariana no es una revolución marxista; pero es un serio peligro
para la dinámica capitalista, porque puede abrir caminos sin retorno
(si se radicalizara, por ejemplo), y porque toca intereses
estratégicos de Washington, tal como el detentar las reservas
petrolíferas más grandes hoy conocidas. Ninguna de las experiencias de
centro-izquierda mencionadas son revoluciones socialistas radicales,
pero el solo hecho que hagan sombra ya es un peligro para los
capitales. De allí esta encarnizada lucha contra la corrupción, que no
es más que una lucha contra cualquier posibilidad de distribución un
poco (¡apenas un poco!) más justa de la riqueza nacional.

Esta es una de las razones por las que ahora, casi como efecto dominó,
vemos caer estos gobiernos. Pero hay más, y quizá más preocupante.

Procesos políticos muy débiles, populistas, con poco arraigo popular
real más allá del "amor” amarrado al clientelismo en juego o a un
líder carismático

Este es el otro elemento que, quizá de un modo indirecto, contribuye a
la caída en serie de estos procesos. Más allá del espejismo de una
revolución socialista triunfante que puede haberse tenido del proceso
venezolano en estos últimos años, con Chávez vivo o incluso luego de
su muerte, similar en algún sentido con lo que pasó en estos países
con procesos populares, la realidad muestra que nunca se salió de
esquemas capitalistas.

Todos estos países (Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay,
Venezuela, Ecuador, quizá en menor medida Bolivia) siguieron
rigiéndose por modelos de mercado capitalista, con oligarquías
nacionales dueñas de buena parte de la riqueza, con inversiones
privadas multinacionales, y con Estados que siguieron defendiendo la
propiedad privada de los grandes medios de producción (capital
financiero, agrario, industrial, comercial). En todo caso, lo que pudo
apreciarse en estos años pasados, son procesos de redistribución con
algo más de sentido social (como puede haberlo sido, extremando las
cosas, el gobierno de Manuel Zelaya en Honduras, o el de Álvaro Colom
en Guatemala), pero no más. Es decir: administraciones que tuvieron
algo más de "conciencia social”, pero que no pasaron de un capitalismo
de rostro humano, capitalismo keynesiano si se quiere, con las
características propias de la región (donde la corrupción es un hecho
cultural enraizado, histórico).

En todos los casos, con diferencias de detalles pero con denominadores
comunes, no fueron procesos de revolución popular; todos estos
gobiernos llegaron a la casa presidencial a través de elecciones
dentro de los cánones capitalistas, respetando su institucionalidad.
Esto abre la pregunta sobre cómo construir formas alternativas reales
a los marcos capitalistas: está claro –la experiencia de todos estos
procesos lo demuestra, incluida la Revolución Bolivariana,
supuestamente el más radical de estos estos emprendimientos– que en
esos moldes es imposible cambiar algo en la estructura, en lo
profundo.

Eso fueron estos gobiernos (o lo son, porque muchos aún se mantienen
en el poder): procesos bienintencionados, con reformas superficiales
que mejoran en algo las condiciones de vida de las grandes mayorías,
pero que no tocan lo esencial en juego: la propiedad privada de los
medios de producción. Si se quiere ver desde una perspectiva crítica,
ninguno de estos procesos, si no se radicaliza, puede sobrevivir al
embate de las fuerzas conservadoras del capital.

Experiencias al respecto hubo muchas a lo largo del siglo XX en
diversos puntos del sub-continente latinoamericano. Podría comenzarse
con la revolución agraria en México, entre 1910 y 1920, o el peronismo
en Argentina, la presidencia de Getúlio Vargas en Brasil, distintas
expresiones modernizadoras y progresistas como la de Velasco Alvarado
en Perú o la de Omar Torrijos en Panamá. En esa línea, con diferencias
si se quiere, pero siempre en el ánimo de un capitalismo con rostro
humano y tintes nacionalistas, todos estos actuales presidentes se
enmarcan en similares proyectos. El clientelismo político, con
bastante de populismo, no falta. ¿Regalar cosas tiene que ver con el
socialismo y la construcción de una sociedad nueva?

Ahora bien: ¿es posible construir alternativas reales de cambio con
estas propuestas? ¿Se puede cuestionar el sistema desde dentro de él
mismo navegando en su institucionalidad? Pareciera que no, porque
cuando se intenta ir más allá de lo permitido, la represión aparece.
El caso de Salvador Allende en Chile nos lo recuerda patéticamente.
Pero ejemplos hay numerosos: Jean-Bertrand Aristide en Haití, o
Maurice Bishop en Grenada, el mismo Mel Zelaya en Honduras. Si se
pretende ir un poco más allá de lo que el sistema tolera, el sistema
se encarga de recordar que no es posible.

Ninguno de los gobiernos ahora mencionados –nos atrevemos a incluir
también a la Revolución Bolivariana, más allá de toda la parafernalia
mediática levantada y las esperanzas de renovación con su preconizado
(y nunca definido) socialismo del Siglo XXI– produjo un rompimiento
real con las estructuras del capital. Obviamente ninguno de estos
gobiernos pretendió sentirse revolucionario en sentido estricto. Todos
llegaron a través de los canales de la democracia burguesa, sin
promesas de cambio revolucionario. ¿Por qué exigírsele algo por el
estilo entonces?

Está claro que ninguno de estos procesos cuestionó de raíz a las
oligarquías de sus países, o a la cabeza imperial. Por el contrario,
en el marco de la actual avanzada financiera que predomina en el mundo
globalizado, los grandes capitales bancarios son los que más se han
beneficiado, incluidos los de todos los países reformistas (los bancos
del sistema nunca ganaron tanto como con estos planteos neoliberales,
defendidos finalmente también por los gobiernos de centro-izquierda).
Si alguien salió corriendo hacia Miami espantado por el "comunismo que
se viene”, fue una timorata clase media, siempre manipulada y mal
informada. Ninguno de los grandes grupos económicos de alguno de estos
países en estos últimos años (multinacionales en muchos casos,
expandidos por toda Latinoamérica y resto del mundo: Telmex o Televisa
de México, Odebrecht o AmBev de Brasil, Techint o Arcor de Argentina,
Falabella o CMPC de Chile, Grupo Polar en Venezuela, etc.) se vio
perjudicado, amenazado de expropiación o enfrentando reclamos de sus
trabajadores que hicieran pensar en un próximo paso al socialismo.

¿Por qué ahora van cayendo o pueden estar próximos a caer los planteos
redistributivos? Porque se agotó la bonanza económica de algunos años
atrás (la crisis capitalista mundial no perdona), y ahora hay menos
para repartir. En el caso venezolano específicamente, porque hay
proyectos globales para bajar los precios del petróleo, reduciendo de
ese modo sus divisas, imponiendo climas de agobio económico. Van
cayendo porque desde que nacen, estas iniciativas reformistas tienen
sus días contados, más allá de la pasión que puedan mover, las
esperanzas que puedan abrir. O se radicalizan, o caen. La experiencia
lo demuestra. El único experimento socialista que se mantuvo y se
amplió en Latinoamérica, porque realmente se radicalizó, fue Cuba. La
Revolución Sandinista de Nicaragua, incluso, en su intento de
convivencia pacífica con el imperio fue cediendo cada vez más. Ver
dónde está Nicaragua en este momento es indicativo de lo que eso
significó (con uno de los índices de pobreza más altos en el
continente, aún con un ex comandante guerrillero de presidente).

Hugo Chávez movió pasiones (y las sigue moviendo, en tanto "Comandante
eterno”… ¿Comandante eterno dentro de un modelo socialista?, no
cuadra, ¿verdad?). Pero no se trata de mover pasiones, de clientelismo
político, de campañas asistencialistas. Con eso se puede mantener
durante un cierto período la ilusión de cambio, de "preocupación” por
los humildes y excluidos…, pero eso tiene sus límites. Incluso, los
tiene muy cercanos. De ahí que todos estos procesos, sabiendo que se
desenvuelven en el medio de una fabulosa, sangrienta, tremenda guerra
llamada "lucha de clases”, no pueden remontar vuelo y proponerse
cambios sustanciales si no es tomando distancia de sus raíces, de su
pasado histórico.

Hoy pareciera que estamos tan ganados por el omnímodo discurso
neoliberal privatista que nos cuesta creer en nuestras propias fuerzas
como campo popular. La fuerza de la cooptación, indudablemente, no es
poca: nos ha torcido el brazo en muy buena medida, y para algunos
tener un gobierno "decente” es ya un avance. Quizá…, pero seguramente
podemos ir más allá.

Hacer la consideración de "posibilismo”, de ubicación con "los pies
sobre la tierra”, pareciera una forma de justificar el reformismo en
ciernes, negador de cambios más profundos. Si seguimos pensando que un
cambio real es algo más que lo cosmético, algo más que repartir con
alguna equidad las migajas que no consumen los sectores acomodados; si
seguimos pensando que, como dijera Marx: "no se trata de reformar la
propiedad privada, sino de abolirla; no se trata de paliar los
antagonismos de clase, sino de abolir las clases; no se trata de
mejorar la sociedad existente, sino de establecer una nueva”, estos
pasos tibios son apenas una puerta de entrada. Si pensamos que la
dignificación del ser humano es algo más que cobrar un salario
"decente”, hagamos nuestra aquella máxima del Mayo Francés de 1968 que
reclamaba: "Seamos realistas: pidamos lo imposible”.

Estos gobiernos de centro-izquierda caen, en definitiva, porque no
tienen la más mínima posibilidad de imponerse, y más temprano que
tarde el sistema tiene cómo sacudírselos. Antes, con golpes militares;
ahora, con este nuevo ardid de la lucha contra la corrupción. En
Latinoamérica la corrupción nos envuelve culturalmente, por eso es tan
fácil señalarla siempre. Por eso, para un cambio genuino, el auténtico
enemigo a vencer no es la corrupción, sin la injusticia. Para la
construcción de alternativas es bastante evidente que tenemos que ir
más allá de la institucionalidad fijada: dentro de estos estrechos
márgenes parece que no es posible más que un "capitalismo mejorado,
abuenado”. Y eso no lleva muy lejos parece. Una vez más: "Seamos
realistas: pidamos lo imposible”.

Marcelo Colussi

I Encuentro Venezolano de Economía Política Marxista

Invitamos a participar en el El I Encuentro Venezolano de Economía Política Marxista, que se efectuará el 6,7,8 de julio próximo.

Visitanos e inscríbete en la dirección de enlace: 


 

Las alternativas en la transición frente a la historicidad del capitalismo

¿Cómo hablar del agotamiento del capitalismo y de la urgencia de transitar hacia la construcción de alternativas societales cuando las grandes mayorías, bajo la influencia hegemónica del pensamiento burgués, asumen que las dificultades por las que atraviesa la economía global y la sociedad capitalista como un todo (social, político, económico, cultural y ambiental) son sólo eso, dificultades? Por qué es perecedero el capitalismo es una pregunta que urge responder a los pueblos, a los trabajadores, a los estudiantes, a las mujeres, a todo aquel que ignore u olvide que el capitalismo y, por ende, la sociedad capitalista son hechos históricos, resultado de relaciones sociales particulares en un momento histórico de la humanidad.
El I Encuentro Venezolano de Economía Política asume la concepción histórica de la teoría marxista con la convicción de su importancia para rebatir la postura que hasta hoy día pretende consagrar al capitalismo como un modelo “natural y ahistórico”, y con la seguridad de que sólo a partir de esta concepción y de una actitud político-militante pueden pensarse, diseñarse, evaluarse y defenderse transiciones revolucionarias hacia nuevas alternativas de tipo socialista.
El I Encuentro Venezolano de Economía Política Marxista se concibe como multiespacio pluritemporal, es decir, desde su perspectiva político-militante y a partir de la convicción de que las luchas desde la izquierda marxista por una alternativa social al capitalismo han estado en lo correcto, el Encuentro convoca a la multiplicidad de voces: de especialistas, de estudiantes, de investigadores, de organizaciones sociales, de trabajadores; así como a la pluralidad de tiempos, enraizando las luchas del pasado, de los movimientos históricos, con las del presente en una línea lógica y consciente de continuidad de esfuerzos.
El I Encuentro Venezolano de Economía Política Marxista convoca a trabajar, a investigar, a discutir para desentrañar la naturaleza de la actual crisis sistémica del capitalismo; convoca, en definitiva, a encarar la falsedad del “capitalismo eterno” para entender y develar la realidad socioeconómica mundial y nacional que se nos cierne y transformarla. El I Encuentro Venezolano de Economía Política Marxista es un llamado “en alta voz” para la participación de todos, para sumar, tejer, fortalecer, crecer, madurar, y apostar en común por una transición alternativa, la nuestra, socialista.

Socializando nueva cultura alimentaria en beneficio de nuestro pueblo a través de Cocina Itinerante INN en la UPF

 “La Granjita del Nono”.

Por: Amarú Colmenares
UPF “La Granjita del Nono”.
Ejido-Mérida 22 de mayo de 2016

            Con la incorporación de la Cocina Itinerante, personal del Instituto Nacional de Nutrición (INN-Mérida) realiza jornada de formación e intercambios de saberes en la Unidad Productiva Familiar (UPF) “La Granjita del Nono” en el sector El Salado Medio del Municipio Campo Elías del estado Mérida. La actividad contó con la participación del personal técnico del INN quienes orientaron a 15 personas asistentes en cuanto a la importancia de un cambio en la cultura alimentaria, incorporando nuevos hábitos alimenticios, sobre todo en el momento actual que atraviesa el país producto de la guerra económica. Destacaron lo esencial que es consumir alimentos sanos y frescos por lo que recomendaron en la medida de las posibilidades producir algunos alimentos a través de la siembra orgánica en sus propias casas. Explicaron el trompo de los alimentos, el consumo variado y equilibrado. La actividad se desarrolló en un intercambio de saberes donde todos los asistentes aportaron su experiencia, aclararon duras y participaron de forma activa, por su parte Jorge Peña, Cocinero e Innovador Popular del INN demostró las buenas prácticas de manipulación de alimentos, a la vez que creó una nueva receta incorporando alimentos sanos proporcionados por los asistentes y producidos de forma agroecológica en la UPF “La Granjita del Nono”, elaborando una exquisita ensalada de Morera inventada en el momento con mandarina, lechuga, ralladura de limón y calabacín acompañado de un aderezo con aceite, vinagre, limón, stevia pulverizada y ajonjolí tostado. Demostrando con esto que la elaboración de recetas es un tema de creatividad y que ante la falta de alimentos comerciales se pueden usar alimentos que son cultivados en nuestros hogares. La actividad terminó con la presentación final de la ensalada en el plato para luego compartir y degustarla. El compromiso fue continuar con estas actividades para lo cual se fijó el sábado 04 de junio a las 02:00PM en la UPF “La Granjita del Nono” para realizar un nuevo intercambio.

AMAR A VENEZUELA

Publicado en
Elías Jaua Milano

En la década de los 90, cuando el hambre y la pobreza era ley natural en Venezuela, según decían los neoliberales; cuando el “disparen primero y averigüen después” era norma obligatoria contra las manifestaciones; cuando los derechos a la educación y a la salud eran privilegios de unos pocos; cuando el salario había sido sustituido por los bonos sin incidencia; cuando el derecho al trabajo fue canjeado por el destajo; cuando se nos quería avergonzar de lo que somos como pueblo, nuestra generación respondió luchando con un profundo amor por nuestra Patria, jamás se nos ocurrió pedir que la intervinieran y jamás se nos ocurrió banalizar su existencia misma.
8 de Julio de 2012. 200 años de la primera izada de nuestra Bandera por parte de Francisco de Miranda, en la Caracas Independiente, en la Venezuela Republicana.
8 de Julio de 2012. 200 años de la primera izada de nuestra Bandera por parte de Francisco de Miranda, en la Caracas Independiente, en la Venezuela Republicana.
A mi generación, gracias a Dios, nos tocó luchar con nuestra propia fuerza;
con nuestra propia historia; con nuestra propia idea y con nuestra propia vida.
Con pasión empujamos y empujamos el Sol para que madrugara más temprano y lo logramos. Para luchar y vencer hay que defender una idea justa, por eso triunfamos de manera democrática en 1998, bajo el liderazgo de nuestro Comandante Chávez.
Triunfamos para lograr que los trabajadores y trabajadoras recuperáramos el derecho a la estabilidad y al salario; para que los indios y los campesinos recuperan sus tierras expropiadas por el latifundio; para que los barrios se organizaran política, social y económicamente con el fin de emprender la construcción de una vida digna; para garantizar que la juventud tuviera educación gratuita y reconocimiento político; para empujar un modelo de producción propio que nunca había existido en nuestro país; para lograr que nos reconociéramos en nuestra diversidad cultural y no nos avergonzáramos de lo que somos como pueblo. En fin, triunfamos para que la Patria, que somos el pueblo, existiera.
Todo eso lo hicimos, que cometimos errores, claro que sí, pero los logros son más y son ciertos. Como me dijo la compatriota Beatriz, en Guarenas, “En mis 80 años de vida, solo vi a mi barrio feliz en estos años de la Revolución Bolivariana”. Eso es lo que nos toca recuperar hoy y defender para el futuro.
8 de Julio de 2012. 200 años de la primera izada de nuestra Bandera por parte de Francisco de Miranda, en la Caracas Independiente, en la Venezuela Republicana.
8 de Julio de 2012. 200 años de la primera izada de nuestra Bandera por parte de Francisco de Miranda, en la Caracas Independiente, en la Venezuela Republicana.
Atravesamos circunstancias difíciles como no los advirtió el Comandante Chávez, el 8 de diciembre de 2012. Estás circunstancias han engolosinado a los poderes del mundo y sus lacayos internos para ponerle la mano a la Patria de Bolívar. Obama exige cambio de gobierno en Venezuela, el Jefe del Comando Sur pronostica caos, Aznar predice la violencia y Uribe Vélez amenaza con enviar fuerzas militares para apoyar a la oposición venezolana, mientras se fotografía sonriente con las esposas de los responsables de la violencia terrorista en nuestro suelo.
El inefable Almagro blande la carta democrática, a solicitud de los pitiyanquis, y los dirigentes de la contrarrevolución venezolana, lacayos todos hasta que alguien demuestre lo contrario, se babean y se descuartizan por quien recibe más dólares para destruir a Venezuela y por ser el elegido para sentarse en Miraflores, apuntalado por fuerzas extranjeras. La historia no los absolverá.
Qué nos toca a nosotros los que sentimos el palpitar en la sangre, que nos revivió el Comandante Chávez, de esa carga histórica que significa ser los hijos y las hijas de los libertadores y libertadoras de este continente; nos toca impregnarnos del más profundo amor por esta tierra, por el pueblo que somos, por esta historia que nos pertenece que se llama Venezuela. Nosotras y nosotros si tenemos Patria a la cual honrar y defender.
Conciencia, organización, movilización, preparación, un sublime aliento y seguir amando con locura a Venezuela nos permitirá despejar el horizonte en disputa y la luz de la victoria nos volverá a alumbrar el camino a la prosperidad. Dios mediante, pueblo mediante, así será.
¡Venceremos!

LA MANO VISIBLE DEL MERCADO

Luis Britto García

1
Insisto en comentar los medulares trabajos de Pascualina Curcio Curcio, que no han sido tan divulgados como lo merecen. Sobre la escasez actual de bienes básicos mienten ciertos medios privados que se debería a la falta de otorgamiento de divisas preferenciales para la importación, y al control de precios, que impediría a los capitalistas obtener las exorbitantes ganancias que merecen.
2
Pero en “Desabastecimiento e inflación en Venezuela” demuestra   Curcio con cifras y gráficos contundentes que “En el caso venezolano, desde 2003, los niveles de desabastecimiento no han guardado relación con los niveles de producción. Tanto la producción como la importación se han mantenido relativamente constantes. Por lo tanto, esa escasez, que se mide en los anaqueles de los establecimientos, está asociada a bienes que han sido producidos pero que no han sido colocados de manera regular, oportuna y en cantidades suficientes en los estantes de los establecimientos comercializadores. En este caso, el boicot no es en la producción, las acciones han estado dirigidas a alterar los mecanismos de distribución de estos bienes y obstaculizar el acceso oportuno y regular por parte de la población a estos mismos bienes” (http://idea.gob.ve/admin/img_noticias/desa.pdf. ) Y ciertamente, desde 2002 hasta hoy cada intentona de la oposición  de derrocar al gobierno por la violencia o electoralmente coincide con una situación de desabastecimiento. Es demasiada casualidad.
3
Cifra sobre cifra, gráfico sobre gráfico, sigue demostrando Pascualina  Curcio que en varios bienes básicos, por ejemplo la harina de maíz precocida, tanto la producción (o la importación) como el consumo “en promedio, fue constante desde el primer trimestre de 2012 hasta el segundo de 2015”. Se me perdonará que abuse de las comillas, pero los argumentos de Pascualina no tienen pérdida: “Este comportamiento se repite para todos los alimentos que han registrado escasez y que han generado largas colas para su adquisición: el arroz, las pastas alimenticias, el aceite vegetal, la leche pasteurizada, la carne de res, la carne de pollo, huevos de gallina, queso blanco duro, mayonesa, azúcar, café, por mencionar algunos”.  Entonces, sí hay producción e importación de bienes. Si no ¿de dónde saldrían los que negocian y renegocian los bachaqueros?
4
También la autora demuestra que las magnitudes de consumo son aproximadamente iguales. Curcio plantea que “Si los venezolanos hemos estado consumiendo en promedio la misma cantidad de los principales alimentos (ya sea que lo midamos en kilogramos o en kilocalorías), y por lo tanto, si los consumimos es porque han sido producidos o importados, cabe preguntarse qué ha estado ocurriendo entre la producción/importación y el consumo para que los productos no se encuentren en los anaqueles con la regularidad y en las cantidades necesarias. Por qué si la producción y la importación se han mantenido debemos hacer largas colas para adquirir algunos de estos alimentos, o debemos comprarlos en el mercado paralelo e ilegal a precios muy elevados (bachaqueo)”.  La respuesta es obvia: “A partir de 2003, las estrategias adelantadas por sectores que hacen oposición al gobierno nacional para generar desestabilización política y social, han hecho uso de métodos de no cooperación económica, ya no por la vía de llamado a huelga, que requiere el concurso de diversos y múltiples sectores políticos, sino a través del boicot en el suministro de los bienes. Estas acciones se han intensificado a partir de 2013”.
5
Pero todos sabemos que no desaparecen de los anaqueles ni  cerveza, ni  refrescos, ni alimentos altamente elaborados no regulados. ¿Qué caracteriza a los bienes “desaparecidos”? Curcio contesta: “En primer lugar, son de alto consumo, imprescindibles en la dieta del venezolano, forman parte de la cultura del venezolano (la harina de maíz precocida, el café, el arroz, el azúcar, las carotas, las pastas alimenticias, los huevos de gallina). En segundo lugar, además de ser de alto consumo, su producción y distribución se encuentra en manos de pocos empresarios, por lo general son alimentos procesados por monopolios u oligopolios. Es por esta razón, que aunque la guayaba, el plátano y el jugo de naranja son de alto consumo, éstos no generan colas. Existen múltiples productores de estos bienes que no tienen la capacidad de cartelizarse para generar una alteración en la distribución. En tercer lugar son alimentos no perecederos o fáciles de conservar por un período relativamente largo de tiempo. La harina de maíz precocida, el arroz, la pasta, el café, las caraotas, la leche, la margarina, el aceite, por mencionar algunos, pueden conservarse hasta un año, no así los plátanos, ni la guayaba”. 
6
En virtud de lo cual apunta Curcio, con toda razón, que “Como se observa, no es el hecho de que estén sometidos a regulación de precios lo que determina que estén escaseando algunos de los alimentos. Adicionalmente debemos decir que hay productos cuya logística de conservación es muy costosa y por lo tanto no son comercializados en los mercados ilegales (por bachaqueros), tal es el caso de la carne de pollo, la carne de res, el queso blanco duro y los huevos de gallina. Estos productos requieren de refrigeración para su conservación, son encontrados en los establecimientos donde se expenden alimentos, pero a precios superiores a los regulados, desacatando las normas”.
7
Concluye Curcio que “El ajuste de los precios no es la solución al problema del desabastecimiento, de las colas y del bachaqueo, porque no es la causa de estos fenómenos. La causa se centra en el boicot en el suministro y la alteración de los mecanismos de distribución, es por tanto su supervisión y regulación hacia donde debe dirigirse la política. Es la presencia de pocas, pero poderosas manos en el mercado, las que con intenciones políticas visibles han distorsionado los mecanismos de distribución y suministro de los bienes más necesarios para la vida del venezolano”.
8
En otras palabras, el gobierno ha entregado la llave de su marcapasos al adversario económico  capitalista al confiarle 60.000.000 millones de dólares preferenciales o más para que los disipe en importaciones fantasmas o en bienes que luego acaparará o que impedirá que lleguen al público. De esta manera no llega al consumidor el enorme sacrificio que realiza el gobierno aportando dólares a tasa preferencial a los empresarios privados para que importen bienes básicos o insumos para producirlos, y éstos se quedan atascado en una purulenta mafia de intermediarios, en gran parte controlada por los monopolios y oligopolios del ramo. El ciudadano común nada puede contra este tapón que obstruye las políticas socialistas y corroe la adhesión del pueblo hacia su gobierno. Es necesaria la acción del Estado para importar directamente, controlar y sancionar. Kissinger y Nixon destruyeron el gobierno de Allende en Chile jurando que harían “llorar de miseria” su economía. De nosotros depende que destruyan o no la nuestra.  Contra Guerra Económica, Contraofensiva Política.   
(TEXTO/FOTOS: LUIS BRITTO).
CONSULTE  TAMBIÉN:
http://luisbrittogarcia.blogspot.com
http://www.facebook.com/Luis.Britto.Garcia
DESCARGUE LOS LIBROS DE LUIS BRITTO EN INTERNET:
Rajatabla: 
www.monteavila.gob.ve
Dictadura Mediática en Venezuela: 
www.minci.gob.ve
El Imperio Contracultural: del Rock a la Postmodernidad:
http://lhblog.nuevaradio.org/b2-img/ElImperioContracultural.pdf
http://www.lajiribilla.co.cu/pdf/libroimperiocont.html
La invasión paramilitar: Operación Daktari:      
www.minci.gob.ve
Socialismo del Tercer Milenio:tercer-milenio.pdf
La Ciencia: Fundamentos y Método:
http://editorialubv.files.wordpress.com/2013/05/libro-la-
ciencia-fundamentos-y-mc3a9todo.pdf
El pensamiento del Libertador: Economía y Sociedad:
http://blog.chavez.org.ve/temas/libros/pensamiento-libertador/
La máscara del Poder:
http://www.minci.gob.ve/wp-content/uploads/downloads/2013/01/la_mascara_del_poderbrittoco.pdf
La lengua de la Demagogia:
http://www.minci.gob.ve/wp-content/uploads/downloads/2013/01/la_lengua_de_la_demagogiabrit.pdf

Poeta Maximo video La República contraataca


Este video del poeta Maximo tiene un mensaje muy interesante, puede ayudarnos a definir politicas comunicacionales para trascender y compartir con grupos sociales contenidos revolucionarios

Biblioteca Anti imperialista

Importan iniciativa para concientizarnos políticamente, podemos accesar a estos libros digitales por el siguiente enlace:

http://elperroylarana.gob.ve/catalogo/bibliotecas/biblioteca-antiimperialista.html

Homenaje a las victimas de Yumare


El Frente Popular Asambleario reune a una cantidad de colectivos y organizaciones que comparten talleres de formacion en El Cuartel San Carlos, en esta ocaciòn se realizò un homenaje a las victimas de Yumare

"MALANDREANDITO" AL VECINO? NACIERON NADANDO LOS TIBURONES...

Imágenes integradas 3


CORRIGIENDO IRREGULARIDADES EN LAS FILAS:

En la cola para comprar en los abastos aledaños a la Guardia Nacional de Cotiza, se observan algunas peculiaridades:
1.          El que LLEGUE PRIMERO debe hacer una lista y recoger las Cédulas. No importa “quién”, usted debe entregarle su Cédula?
2.          El que LLEGA DE ULTIMO hace otra lista y se coloca en el lugar de quienes no haya querido entregar su Cédula. O al menos, “esa” es la cómoda excusa para escamotearle su derecho a comprar. (Y de paso me afirmas que yo debo permanecer en mi puesto, pero que a ti “no te da la gana” de levantar a tu papá tan temprano???)
Imágenes integradas 1
       La “Cédula” es un documento personalísimo, y cedérsela al primero que llegue puede facilitar cualquier tipo de “marramucia”.

PROPUESTA:
       Que la persona encargada de recoger la Cédula, sea designada EN ASAMBLEA en la comunidad, particularmente si es EL PRIMERO que llega. De las 3:oo am a las 6:oo am hay mucho tiempo para “clonar” un documento, sin ánimo de herir finas susceptibilidades.

Y que seas la PRIMERA EN LLEGAR: no puedes LLEGAR TARDE a imponer condiciones. 

Imágenes integradas 2

 

PRINCIPALES PLANTEAMIENTOS EMITIDOS POR DANIEL APONTE, JEFE DE GOBIERNO DEL DISTRITO CAPITAL
FECHA: 10.05.2016
MEDIO: VENEVISIÓN
PROGRAMA: ENTREVISTA
HORA DE INICIO: 12:45 p.m.

TEMAS
1.- MARCHA OPOSITORA HASTA LAS SEDES DEL CNE
·        La oposición venezolana no tiene permiso para realizar una marcha en Caracas, quizás en el estado Miranda.

2.- PLANES DE SEGURIDAD
·        La ciudad de Caracas no está militarizada, el movimiento de seguridad en las calles es un plan especial en contra de las bandas paramilitares, que vienen trayendo un golpe continuo y contundente.
·        La Organización y Liberación del Pueblo, desde tempranas horas están en diferentes sectores de Caracas, para desmantelar diferentes mafias que operan y causan zozobra en el territorio.

3.- REFERENDO REVOCATORIO
·         A la oposición se le ha caído la trampita en los discursos que dan porque no se ponen de acuerdo.
·        La derecha busca generar zozobra y violencia en el país, por eso le pedimos al Concejo Nacional Electoral, que de ver estos movimientos se paralice el proceso.
·        La derecha pone a firmar a las personas con promesas falsas.

4.- COMITÉS LOCALES DE ABASTECIMIENTO Y PRODUCCIÓN
·        Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, han llegado a todos los sectores de Caracas.
·        Hemos asumido una guerra frontal con todos los personajes llamados bachaqueros.
·        A medidas que se aumente la capacidad de producción, que se recupere el ingreso en divisas, se baje el índice de bachaqueros y el índice de los precios, nosotros vamos a ir recuperando lo que teníamos antes.
·        En los sectores populares ya no se ven las colas como antes, esto desde que llegó el plan de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción.


---------- Mensaje reenviado ----------
De: "mac" <mac@mippci.gob.ve>
Fecha: may 5, 2016 11:16 AM
Asunto: INFO: UNEARTE REALIZA DIPLOMADO DE ‘ECONOMÍA CULTURAL’
Para:
Cc:


Fuente: VTV (10:12a.m.)
Néstor Viloria, rector de la Universidad Nacional Experimental de las Artes (UNEARTE), informó que esta casa de estudio está efectuando hasta el día 28 de mayo un Diplomado de Economía Cultural. Durante su entrevista en el programa ‘Economía’ de VTV, el rector de la UNEARTE señaló que “la cultura, el arte y todo lo que contempla la producción humana de bienes y servicios culturales en nuestro país, es un área que está por desarrollarse”.

Indicó que “luego del llamado que ha hecho el presidente de la República Nicolás Maduro, de activar todas las capacidades de las venezolanas y los venezolanos para aportar en la transformación de un modelo rentista a un modelo productivo, la UNEARTE, ha venido avanzando en investigaciones acerca de la economía cultural”. Dijo que si “queremos transformar el modelo productivo lo primero que tenemos que hacer es formar a nuestros talento humano”.

Igualmente, sostuvo que “en Venezuela tenemos una gran potencialidad con gestores culturales, promotores culturales, artistas culturales en todas las áreas. Ahora nosotros tenemos que formar a ese agente cultural, para que tenga conocimiento de la ubicación y la caracterización de la actividad cultural que realiza”.

Por último, Néstor Viloria, recalcó que el ministro para la Cultura Freddy Ñañez, ha venido impulsando el Motor de la economía cultural como una política, con base al trabajo que realizó el sector cultural en el Congreso de la Patria.